Sígueme por las Redes Sociales. Allí publico a diario recetas, consejos, trucos y fotos. De esa manera no te perderás ninguna de las recetas. @losblogsdemaria

Aunahorade Los Pedroches #AunahoraCórdoba


Os he hablado muchas veces del jamón ibérico y en esta entrada nos vamos a centrar mucho en el jamón ibérico de la denominación de origen Los Pedroches. Y eso es porque la ruta que hicimos en el pasado AUnahoraDe fue precisamente por parte de la zona del Valle de Los Pedroches.

El Valle de los Pedroches está situado en la provincia de Córdoba, la parte más al norte, haciendo frontera a su vez con Extremadura y Castilla La Mancha.


Lo más importante a destacar, o al menos la parte más importante, es que esta zona cuenta con la Dehesa más grande de Europa aunque no podemos olvidar que esta zona cuenta con la Certificación de Reserva Starlight . ¿No sabes que es? Pues es una Certificación que otorga la fundación Starlight y que le dá a toda la zona de Los Pedroches el privilegio de ser reconocida como un espacio natural protegido donde se establece un compromiso por la defensa de la calidad del cielo nocturno. Un cielo que, de noche, nos dá acceso a la luz de las estrellas y la oportunidad de hacer Turismo de las Estrellas. Nosotros por desgracia, debido al tiempo y a la lluvia, no lo pudimos disfrutar como es debido.

Los Pedroches está compuesto por 17 municipios. No los pudimos visitar todos, no por falta de ganas, sino de tiempo así que sin lugar a dudas, volveremos para terminar de completar la ruta por los pueblos que se quedaron atrás.

La ruta la iniciamos en Córdoba, más concretamente en el concesionario de Gysa Córdoba donde nos esperaba una flota espectacular de Land Rover y de Jaguar. Una flota de vehículos espectaculares que nos hizo el fin de semana mucho más confortable.

Allí, tras una merienda bien rica, un recibimiento fuera de lo normal y las explicaciones más básicas de los coches, arrancamos el fin de semana.



La primera parada fue en Alcaracejos, un pequeño pueblo que nos sorprendió por su Centro Termal Los Pedroches, un centro termal que pudimos visitar, descubrir y disfrutar. Una pasada de centro termal ubicado en un antiguo silo de cereales.



Divididos en dos grupos, unos visitaron el centro, tanto las instalaciones en funcionamiento como aquella parte rehabilitada de antiguo silo y que en breve seguirán añadiendo al centro termal para convertirlo en Balneario, y otros disfrutaron de las instalaciones. Tras hacer el cambio, los dos grupos pudimos disfrutar del baño turco, los chorros a presión, las duchas bitérmicas, las saunas, las bañeras y así un largo ect.

Terminamos la noche disfrutando, primero de una representación del folklore de la zona, que nos sorprendió a muchos de los que estábamos allí que fuera la Jota, aunque por su cercanía con Castilla La Mancha, no es tan raro. Tras unas jotas espectaculares, pasamos a una degustación de la gastronomía de la zona y así finalizamos el primer día.




Aquí disfrutamos del primer jamón ibérico de la mano de Covap , la cooperativa ganadera del Valle de los Pedroches, entre otros maravillosos productos del valle.

El segundo día arranca en Añora, más concretamente en el Centro de Interpretación de la Ganadería de Los Pedroches. Un lugar totalmente recomendado para descubrir todo lo referente a la zona y a la actividad que allí se produce, de la mano de un personal que te atiende con mucha amabilidad y que te lo explican todo perfectamente. 

En el mismo completo nos encontramos con alojamientos rurales para disfrutar aún más del entorno. 




Y ya nos adentramos en Añora, un pueblo que, por esta foto, os podéis imaginar lo impresionante que es visitarlo.



Y visitamos su museo, el Museo de Añora, un museo arqueológico, etnológico y de la cruz. De la Cruz porque es una de sus fiestas más representativas, donde cada Mayo, se disfrutan de unas cruces totalmente artesanales, decoradas a mano, entre todos los vecinos del pueblo, niños incluidos.

Os dejo algunas de las fotos que hice, para ver las fotos mejor, pica en ella.















La siguiente parada fue en Belloterra, seguimos en Añora, donde disfrutamos visitando las instalaciones así como vivir en primera persona las cuatro fases de la elaboración del Jamón Ibérico.




Tras la visita guiada por las instalaciones, visitamos la tienda y degustamos los productos que allí encontramos. No hay que decir que fue una degustación espectacular en todos los sentidos.


Y con ese regustillo de jamón, nos adentramos en Dos Torres. Municipio declarado Bien de Interés Cultural por el conjunto histórico y patrimonio que posee.

Dos Torres, dos villas, cuna de nobles, que se unen en una sola en 1839. Torremilano y Torrefranca.


En dos torres pudimos visitar la Iglesia de la Asunción, la antigua parroquia de Torremilano, del  S XV, que alberga diferentes estilos arquitectónicos. 



Y visitamos la Iglesia de Santiago Apóstol, la antigua parroquia de Torrefranca, hoy en día, Casa de la Cultura de Dos Torres.





Una de las joyas del municipio es el Pozo de la Nieve, una edificación del siglo I d.c. que se utilizaba como almacén de nieve y donde se abastecía de hielo y nieve a toda la zona. Ese hielo y nieve se usaba para conservar los alimentos y para fines terapéuticos. 





Y como ya iba siendo hora de una tapeo, nada mejor que pararnos en el Centro de Interpretación de la Arquitectura Popular donde nos enseñan la casa típica de la zona, con una arquitectura singular y tradicional.

Allí degustamos los quesos de Marqués del Valle que sin lugar a dudas os recomiendo.


Mi equipo hizo parada para el almuerzo en Dos Torres, concretamente en el restaurante El Castillo donde nos atendieron con una profesionalidad maravillosa y disfrutamos de un momento muy agradable y una cocina realmente rica. Si tenéis la oportunidad de poder disfrutar allí de un almuerzo, ni os lo penséis, un restaurante totalmente recomendado.




Abandonamos Dos Torres saboreando su gastronomía para adentrarnos en El Viso, donde nos recibió el equipo de gobierno en el Salón de Plenos, precedido por un espectacular cuadro de la imagen de la Patrona, cuyo autor es un vecino del pueblo.


Los vecinos de El Viso sabían que bajo su pueblo había un refugio de la Guerra Civil y tras muchas búsquedas para localizarlo, casi se dan por rendidos cuando un señor mayor, que llegó de visita, comentó que de niño usó muchas veces ese refugio e indicó exactamente donde se podría encontrar.

Tras varias excavaciones sin éxito, cuando volvían a plantearse en dejar de buscar, llegó el momento de descubrir una parte de la entrada y se inició la rehabilitación.

Fue en 2010 cuando se inauguró el Refugio de la Guerra Civil Española. Un refugio que visitamos, que no deja de ser un túnel bajo tierra, donde 400 personas se protegían de los bombardeos de la guerra.

Sin luz, sin agua, y de pie en todo momento porque no deja de ser unos pasillos estrechos,  hoy en día es un lugar digno de visitar porque está totalmente documentado a lo largo de su recorrido con documentos originales de la época.











Y de nuevo nos pusimos en marcha, en esta ocasión para visitar un museo singular, el Museo Auto Sacramental de los Reyes Magos.


Cada cuatro años, en el pueblo de El Viso, en la época de Navidad, se representa una obra de la vida de Jesús y de la visita de los Reyes Magos. En el museo podemos encontrar toda la historia de la obra así como ha ido evolucionando tanto la obra como el aumento de personajes a lo largo de los años.

Un museo muy original sobre una tradición que merecerá mucho la pena visitar para poder disfrutar de la obra de teatro que es interpretada íntegramente por sus vecinos. Como curiosidad decir que los vecinos pueden repetir en la obra pero nunca con el mismo personaje.









De nuevo cambiamos de pueblo, en esta ocasión nos marchamos a Villanueva de Córdoba, donde nuestra primera parada fue en el Convento de Las Obreras, donde descubrimos su belleza, su historia y la vida de la hermana Juanita, hoy en día, en proceso de Beatificación. 


Siguiendo la visita guiada por el pueblo, y bajo la lluvia, que hay que decir que nos llovió bastante, cosa que no nos quitó nada de ganas de disfrutar de la ruta, hicimos parada en la Iglesia Parroquial de San Miguel, donde destacamos tanto su suelo como su techumbre, ambos de madera. 


Y llegamos al Centro de Interpretación de la Dehesa. Un lugar donde nos hicieron recorrido por la historia y los usos de  la dehesa.





La última parada en este espectacular pueblo fue en otro refugio de la Guerra Civil. Un refugio totalmente diferente al que pudimos ver en El Viso. Este refugio tiene cuatro puertas de acceso y a parte de los túneles, tiene salas. Mucho más grande y por consiguiente, con mucha más capacidad para proteger a los vecinos durante los bombardeos.

En una de las salas, actualmente reformado y dedicado para ámbitos culturales, terminamos la noche con una degustación de la gastronomía de la zona.








Ya podéis ver los manjares de la zona que nos ofrecieron. Fue una cena espectacular, llena de grandes productos y de la mano de grandes profesionales.

Y arrancamos el tercer día, con lluvia, con frío, pero con las mismas ganas de seguir disfrutando y descubriendo esta maravillosa zona del Valle de Los Pedroches.

La primera parada fue en Belalcázar y en su Convento de Santa Clara de la Columna, segundo monumento histórico-artístico más importante de la provincia, detrás de la Mezquita de Córdoba. 

Un convento que está declarado Bien de Interés Cultural y del que disfrutamos de su historia de la mano de una visita guiada teatralizada de la mano de Grupo de Teatro Santa Clara.









No te olvides de pasar por la tienda donde se puede comprar los dulces artesanos que hacen las monjas del Convento. Una verdadera delicia para endulzarnos un poco.



De Belalcázar nos marchamos a Hinojosa del Duque, el pueblo con el cielo más azul en la época de verano, así nos lo presentaron y habrá que visitarlo en verano para poder disfrutar de ese cielo.

La primera parada fue en el Museo Etnológico donde se recoge la vida cotidiana de Los Pedroches.
























Un museo que se extiende en varias plantas y que refleja la vida en todas y cada una de sus parcelas. Muy interesante la parte dedicada a las profesiones. 

De allí nos trasladamos a la Iglesia de San Juan Bautista, la catedral de la sierra o la iglesia del granito, por todos esos nombres se la conoce. 





Iglesia que se alza sobre una piedra de granito, sin cimientos, dedicada a San Juan Bautista y al Bautismo. Una Iglesia donde no solo se puede contemplar diferentes estilos arquitectónicos sino que podemos disfrutar de varios trampantojos arquitectónicos.

Y muy cerca, la Ermita Virgen del Castillo con un increíble camarín del S XVIII visitabl.



Terminamos la visita en una de las muchas casas rurales de la zona, Lantigua Casa Rural. Allí salimos todos enamorados de la casa, de sus habitaciones, de su ubicación dentro del pueblo y sobre todo de la amabilidad y el trato que nos dispensaron sus dueños.

Nos recibieron con una degustación de los productos de la zona de la casa La Finojosa





Y por muy increíble que parezca, tocaba de nuevo comer. En Hinojosa del Duque, más concretamente en el restaurante del Hotel Rural Piedra y Luz. 





Un amplio restaurante lleno de personas, y no todos eran clientes del hotel. Una cocina de gran calidad, con un servicio en mesa muy atento y de donde salimos totalmente encantados.

Y la cosa tocaba su final, así que en el salón de plenos de Hinojosa del Duque, tras una degustación de dulces típicos y de un rico café, comenzó el acto de clausura de la ruta.



¿Qué os digo? Que hay que visitar Los Pedroches sí o sí. Que no he comido más rico y con una sensación de amabilidad nada forzada que ha sido increíble.  La zona está llena de hoteles y de casas rurales donde preparar una agradable estancia de unos días para descubrir el mundo de la dehesa así como sus productos, vida y tradiciones.


Una vez más agradecer a David, nuestro capitán. A los dinamizadores de Guadalinfo que una vez más lo organizaron todo a la perfección. A todos y cada uno de los patrocinadores que hacen posible que podamos dar a conocer lugares tan maravillosos, llenos de encantos y magia.

A todos los compañeros que nos reunimos para hacer de estas rutas un fin de semana entrañable. Al trabajo de dar a conocer en tiempo real todo lo que estamos viendo, sintiendo y experimentando. Verdaderas personas pegadas al móvil que no perdemos ningún detalle para así, poder contar todo lo que tenemos delante.

Bajo el hashtag #aunahoraCórdoba , en las RRSS, tenéis muchísima más información. 

María - Los Blogs de María -

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas Gracias por tu visita y por tu comentario.

Si tienes alguna duda te la resolveré en breve. Me puedes dejar un comentario o escribir a losblogsdemaria@gmail.com


Me reservo el derecho de eliminar comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores, así como comentarios fuera de lugar o que contengan palabras mal sonantes.

Me puedes localizar por las RRSS de manera sencilla, arriba en la cabecera del blog tienes los iconos de todas ellas.

De nuevo, mil gracias por tu visita.

ENTRADA DESTACADA

Rollitos de contra muslos rellenos de Iberitos de Pedro Jiménez, bacon y cheddar

Hace ya varias semanas que por las redes sociales os compartí el contenido de la Caja Degustabox del mes de Agosto y hoy os traemos una re...