Sígueme por las Redes Sociales. Allí publico a diario recetas, consejos, trucos y fotos. De esa manera no te perderás ninguna de las recetas. @losblogsdemaria

Hablemos de jamones ahora que llega Navidad


Llega la Navidad, la tenemos prácticamente a la vuelta de la esquina y como siempre, tenemos grandes dudas sobre qué jamón comprar.

La primera gran duda nos surge con la paletilla o el jamón. No somos capaces de decidir entre uno u otro. Pues bién, el cerdo tiene cuatro patas, hasta ahí llegamos todos. Las dos patas delanteras son las llamadas paletillas y las dos patas traseras son los llamados jamones.

La paletilla es más pequeña que el jamón, podríamos decir que más o menos tiene la mitad del peso. Al ser más pequeña, tiene menos carne pero no quiere decir eso que sea ni de por calidad ni que sea un producto a no tener en cuenta. La paletilla es más pequeña, tiene menos carne pero la carne que tiene es de un gran sabor, un sabor intenso por estar más cerca del hueso y su tiempo de curación es menor. Hay personas que prefieren la paletilla al jamón precisamente por ese intenso del sabor. 


El jamón es uno de los productos estrellas de nuestra gastronomía. Un buen jamón hará que disfrutemos en cada bocado. Es una explosión de sabor infinita. Como antes he comentado, tiene mucha más carne que una paletilla, y un tiempo de curación más prolongado en el tiempo, lo que nos dará un sabor espectacular, intenso y sabroso.

Una vez que tenemos claro que queremos, si paletilla o jamón, nos entra la siguiente duda. ¿Cuál compramos? Podemos comprar un jamón de pata blanca o comprar un jamón ibérico.

El jamón de pata blanca es un jamón que tiene 18 meses de curación y el cerdo de raza blanca ha sido alimentado con piensos y cereales.

Indiscutiblemente el jamón ibérico es mucho más rico en sabor, en textura y en calidad. La diferencia radica en la raza. Los cerdos de raza ibérica son cerdos que solo podemos encontrar dentro de la península ibérica, de ahí su nombre. Son cerdos cuya genética hace que la grasa se infiltre dentro del músculo, lo que hace que tenga esas betas blancas la carne que dará un sabor, un gusto y una jugosidad única y de altísima calidad.

Pero dentro del jamón ibérico tenemos diferentes opciones porque tiene diferentes variedades y a su vez diferentes procedencias. ¿Cuales son? Pues de menor calidad a mayor calidad, los descubrimos.


JAMÓN IBÉRICO DE CEBO. Que bien pueden ser de Salamanca ( Guijuelo) con un sabor suave, de Huelva (Jabugo) con tonos fuertes o de Cáceres-Badajoz (Extremadura) con toque aromáticos.

El Jamón ibérico de cebo es el jamón que procede de cerdos que han sido alimentados con cereales, hierbas y piensos fortificados con vitaminas. Son cerdos que nacen del cruce del cerdo blanco con el cerdo ibérico pero que tiene que tener al menos un 50% de cerdo ibérico. Son jamones con una curación de 24 meses.

JAMÓN IBÉRICO DE CEBO DE CAMPO. Que bien pueden ser de Salamanca ( Guijuelo) con un sabor suave, de Huelva (Jabugo) con tonos fuertes o de Cáceres-Badajoz (Extremadura) con toque aromáticos.

El Jamón ibérico de cebo es el jamón que procede de cerdos que han sido alimentados con cereales, hierbas y piensos fortificados con vitaminas y luego, en la época de la montanera, lo llevan al campo para que terminen su engorde con bellotas, hierbas y plantas silvestres. Son cerdos que nacen del cruce del cerdo blanco con el cerdo ibérico pero que tiene que tener al menos un 50% de cerdo ibérico. Son jamones con una curación de 24 meses.

JAMÓN IBÉRICO 50% DE BELLOTA.  En esta variedad, a parte de las tres procedencias antes citadas, tenemos también Córdoba (Pedroche) con sabor intenso y sabroso. Son cerdos 100% raza ibérica, que hasta alcanzar los 100 kilos de peso son alimentados con piensos. Una vez alcanzado este peso, se trasladan a la dehesa y se termina el engorde con bellotas, hierbas y plantas silvestres durante 4 meses más.  Su curación es del 36 meses.

JAMÓN IBÉRICO 100% DE BELLOTA. Es el conocido jamón de pata negra. Puede tener cualquiera de las cuatro procedencias antes citadas y la gran diferencia radica en que son alimentados íntegramente con bellotas en la dehesa. Bellotas, hierbas y plantas silvestres. Es un cerdo ibérico 100% y tiene una curación de 36 meses, es el mejor de los jamones.

¿Y ahora lo tienes más claro? Pues a partir de aquí, la decisión es tuya pro al menos ya sabes qué compras y que te vas a encontrar cuando comiences a comer.

Sobre todo, y lo más importante, ¡a disfrutar de nuestros jamones!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas Gracias por tu visita y por tu comentario.

Si tienes alguna duda te la resolveré en breve. Me puedes dejar un comentario o escribir a losblogsdemaria@gmail.com


Me reservo el derecho de eliminar comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores, así como comentarios fuera de lugar o que contengan palabras mal sonantes.

Me puedes localizar por las RRSS de manera sencilla, arriba en la cabecera del blog tienes los iconos de todas ellas.

De nuevo, mil gracias por tu visita.

ENTRADA DESTACADA

Rollitos de contra muslos rellenos de Iberitos de Pedro Jiménez, bacon y cheddar

Hace ya varias semanas que por las redes sociales os compartí el contenido de la Caja Degustabox del mes de Agosto y hoy os traemos una re...