Sígueme por las Redes Sociales. Allí publico a diario recetas, consejos, trucos y fotos. De esa manera no te perderás ninguna de las recetas. @losblogsdemaria

Ensalada a base de aceite de oliva virgen extra sin filtrar




La elaboración de un plato tan cotidiano como es una ensalada puede parecer una opción sin mucho trasfondo gastronómico, pero esta idea no tiene por qué equipararse con la realidad si sabemos cómo darle el toque necesario de distinción. La multitud de ingredientes que pueden encontrarse en los supermercados y los ingredientes de calidad de los que es posible disfrutar a día de hoy, conforman dos de las grandes variables que pueden convertir una ensalada en un plato sofisticado.



No en vano, el uso de un aceite adecuado va a permitir que la ensalada obtenga la singularidad necesaria para destacar por encima de otras alternativas similares. De esta forma, una buena opción a la hora de encarar una propuesta como la que planteamos es el aceite de oliva virgen extra sin filtrar Coosur. Estamos ante una modalidad de oro líquido que guarda toda la identidad del fruto, y es que dentro de sus aspectos clave podemos destacar la perfecta combinación, equilibrada y amable, dada entre la frescura y el leve picor.

Se trata de un aceite que es capaz de trasladar toda su autenticidad a la cocina de elaboraciones menos dificultosas, sin perder en ello la calidad de la que se acabará beneficiando la ensalada. Su extracción se produce en frío, por lo que consigue conservar en plena forma todas las características que engrandecen a la aceituna.


Ingredientes


  • Aceite de oliva virgen extra sin filtrar Coosur
  • Lechuga iceberg o romana
  • Cogollos o canónigos
  • Tomates cherry
  • Queso cottage
  • Mozarella
  • Aguacate
  • Parmesano


Preparación


  • Teniendo claro que la base elegida en torno a la que se construye la ensalada es un aceite dotado de fuerza y carácter, lo idóneo en este caso es ir añadiendo ingredientes de mayor suavidad que permitan realzar el sabor del líquido estrella.
  • De esta forma, sobre un recipiente amplio vamos incorporando una lechuga iceberg o romana bien troceada, ya que sus brotes aportan mayores índices de sabor.
  • A esto le vamos incluyendo una buena dosis de cogollos o canónigos, ya que, aunque son más insípidos, aportan un estallido de color que siempre satisface a nivel estético.
  • A partir de estas consideraciones, resulta importante incidir en la suavidad, por lo que añadiremos ingredientes ligeros que aporten carácter desde la simpatía, como pueden ser tomates cherry cortados en taquitos y salpicadas de queso cottage o trozos de mozzarella.
  • El aguacate es otro de los grandes aliados en esta vertiente, ya que cuenta con un sabor muy agradable para el paladar, sin oponer resistencia y resaltando aspectos como la consistencia del aceite.
  • Ahora bien, si se pretende darle un poco más de potencia a la ensalada, es aconsejable incluir un toque de parmesano rallado, logrando así un sabor más áspero en consonancia con la fluidez del aceite.

Otras opciones para paladares diferentes



La versatilidad es importante, ya que a través de ella podemos conseguir que el aceite cobre un mayor protagonismo. En este sentido, si las inclinaciones del comensal pasan más por lo picante, se puede contar con las virtudes de un queso más curado. Si por el contrario, la preferencia está en lograr un estilo más aromático, unas hierbas como albahaca u orégano fresco, maridan de una manera muy solvente y aportan además un tinte mediterráneo.

Otra de las opciones recurrentes cuando se tiene prácticamente la ensalada construida, es aportarle un corte más tradicional, así profundizamos en el concepto de tradición que despierta el aceite. Para ello, podemos hacerlo con huevo duro o garbanzos cocidos, que además son una fuente más que significativa de proteínas. Por lo demás, unas hojitas de hierbabuena o menta, terminarían por cerrar ese círculo de tradición planteado.

Por su parte, y ya entrando en materia de detalles consistentes, los amantes del crunch tienen la posibilidad de incorporar a la ensalada un puñadito de anacardos al natural o pipas de calabaza.

En definitiva, se trata de un plato cuya elaboración plantea múltiples opciones, por lo que es determinante fijar la mirada en el tipo de aceite empleado, con el fin de amoldar los sabores a sus características.

Si te animas a preparar esta receta, no dudes en compartirla conmigo en las RRSS, me encantará ver tu foto. Me encontrarás bajo el nombre de losblogsdemaria en cualquiera de las redes sociales. María - Los Blogs de María -

7 comentarios:

  1. Una buena forma de disfrutar, sano y rico!! 💕

    ResponderEliminar
  2. A mí las ensaladas me pierden. Son muy saludables y muy completas

    ResponderEliminar
  3. Buenísima ensalada! Y aderezarla con un buen aceite de oliva virgen hace la diferencia! Bss

    ResponderEliminar
  4. Los aliños con AOVE sin filtrar son increíbles. Los sabores se potencian mucho más y las ensaladas saben mucho mejor.

    ResponderEliminar
  5. Una maravilla muchas gracias por compartir besos

    ResponderEliminar

Muchas Gracias por tu visita y por tu comentario.

Si tienes alguna duda te la resolveré en breve. Me puedes dejar un comentario o escribir a losblogsdemaria@gmail.com


Me reservo el derecho de eliminar comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores, así como comentarios fuera de lugar o que contengan palabras mal sonantes.

Me puedes localizar por las RRSS de manera sencilla, arriba en la cabecera del blog tienes los iconos de todas ellas.

De nuevo, mil gracias por tu visita.

ENTRADA DESTACADA

Ensalada Waldorf

Se nos va el mes de Enero, este primer mes de este nuevo año y lo hacemos, un vez más, con un asalto nuevo. En esta ocasión, en nuestros e...