Chocolate a la taza

Hablemos de chocolate a la taza. Pero de chocolate a la taza de verdad, del que se prepara en casa y al que podemos darle el toque que más nos guste.

Chocolates a la taza hay muchos, tantas versiones como ingredientes uses para prepararlo, pero  lo más importante es usar un buen cacao en polvo para elaborar el chocolate a la taza. Lo demás viene rodado.

Chocolate a la taza

La primera diferencia que vamos hacer es sobre el chocolate a la española y el chocolate a la francesa. El chocolate a la taza estilo español es con agua y a la francesa es con leche. La diferencia no s tanto en su sabor sino en su textura, siendo el chocolate a la española mucho más denso que l francés.


Las recetas son muy similares

Chocolate a la española para dos tazas.

  • 500 ml de agua
  • 50 gr de azúcar
  • 200 gr de cacao en polvo Valor
Solo tenemos que derretir primero el azúcar en el agua. Una vez que esté el azúcar derretido, solo tenemos que añadir el cacao en polvo y remover constantemente hasta que espese. Servimos.

Hay recetas que les añade una yema de huevo al agua para comenzar hacer el chocolate.

Chocolate a la francesa para dos tazas
  • 500 ml de leche entera
  • 50 gr de azúcar
  • 200 gr de cacao en polvo Valor.
La preparación es idéntica a la anterior, solo que cambiamos leche por agua.

Como os he comentado, la diferencia está en la textura final.


Chocolate a la taza

Pero podemos disfrutar de muchas más variantes de chocolate a la taza, tantas como ingredientes queramos agregar.

Podemos poner piñones. 25 gramos de piñones ligeramente tostados previamente y agregados sobre el chocolate una vez que lo tenemos servido en las dos tazas, es toda una delicia.

¿Prefieres un toque de naranja? Nada más sencillo que añadir sobre las tazas de chocolate un poco de naranjas caramelizadas.

Chocolate a la taza

Con un toque de lavanda también queda muy rico. Solo tenemos que poner la leche a calentar con las ramitas de lavanda, una vez que arranque a hervir, retiramos del fuego y dejamos reposar unos minutos. Colamos la leche y a partir de aquí, seguir con la receta como siempre.

De la misma manera podemos infusionar la leche con una rama de canela o con una rama de vainilla.

¿Un toque de vino? pues solo hay que agregar un chorrito del vino que queramos usar para darle ese toque. Se pone en la leche para que hierva y elimine el alcohol.

Una cucharada de maizena diluida en un poco de leche, se le agrega al chocolate que se hace con leche y se espesa mucho más, dando un aspecto muy similar al chocolate a la taza estilo español.

Chocolate a la taza

¿Qué hay muchas más maneras de preparar el chocolate? No lo pongo en duda. Déjame un comentario de como lo preparas tú y así hacemos un buen recopilatorio de todas las opciones que conocemos.

Lo que sí tenemos claro es que la calidad de un buen cacao es fundamental. Valor tiene el cacao normal y el cacao negro que es mucho más intenso. No dudes en probarlo si aún no lo has hecho.

1 comentario:

  1. ¡¡ cuántos recuerdos, cuantas añoranzas me traes de mi madre.....!! De pequeña yo le ayudaba a preparar el chocolate, siempre a la francesa, con leche, bien espesito...digo ayudarle porque me ponía a rallar la tableta de chocolate puro.....aún me llegan los aromas, máxime viendo tu entrada. ¡¡ Qué rico !!
    Se me ha antojado........
    Besos y feliz año desde "Mi Cocina"

    ResponderEliminar

Muchas Gracias por tu visita y por tu comentario.

Si tienes alguna duda te la resolveré en breve. Me puedes dejar un comentario o escribir a losblogsdemaria@gmail.com Debido a la oleada de spam, tengo desactivado los comentarios en anónimo, Puedes comentar fácilmente con una cuenta gmail e iniciando sesión con google.

Toda aportación es hacer grande las recetas, deja la tuya.

Por falta de tiempo no participo en premios, memes ni cadenas, pero agradezco de todo corazón que te acuerdes de mi y de mi blog para tal honor.

De nuevo , MIL GRACIAS!!!!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ENTRADA DESTACADA

Tipos de arroz

Decir que todos los arroces son iguales es como decir que todas las harinas son iguales. No, no todos los arroces son iguales y tenemos un ...