Pastel de mousse de queso mató y miel

Hoy os traigo una verdadera delicia. Pero delicia de las buenas de verdad. Aquí solo hay que tener claro un ingrediente que no puede fallar, el queso mató. Es lo que hace que este postre sea espectacular. De la miel tampoco nos debemos de olvidar por lo que os recomiendo una miel de buena calidad.

Postre de los sencillos, de los rápidos, de cuajado en poco tiempo y del que podremos disfrutar en poco tiempo.

El queso mató me llegó a casa gracias a la casa Cadí pero ha sido tan espectacular su sabor, textura y calidad que en menos de 3 días había pedido más con el que hicimos una receta muy similar pero en tarta y con cobertura de frambuesas que os compartiré en otro momento.


Pastel de mousse de queso mató y miel

Pues como os he comentado antes, recibimos en casa un lote, el que véis en la foto con unos productos que nos han encantado. Unos productos lácteos de gran calidad y algunos con denominación de origen protegida.

Sin lugar a dudas, totalmente recomendados, no dejéis de probarlos, os encantarán.


Pastel de mousse de queso mató y miel

Y como siempre una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejo un breve vídeo de como se hizo esta maravilla de mousse de mató con miel.




Ingredientes

  • 2 yemas
  • 100 gr de azúcar
  • 125 gr de leche
  • 250 gr de queso mató
  • 250 gr de nata para montar
  • 6 hojas de gelatina
  • Miel

Pastel de mousse de queso mató y miel

Preparación

  • Ponemos en la Thermomix las yemas con el azúcar y la leche.
  • Seleccionamos 7 minutos, 80 grados, velocidad 4.
  • Hidratamos las láminas de gelatina, escurrimos bien y ponemos en la crema de la Thermomix para que se disuelva.
  • Montamos la nata pero sin llegar a montar del todo, simplemente que tenga cuerpo.
  • Ponemos el queso mató en un bol y con un tenedor lo deshacemos.
  • Vamos incorporando la crema poco a poco, aún caliente, en el queso mató y vamos ligando. Hacer en dos o tres veces.
  • Cuando esté todo bien integrado, ponemos la nata semimontada y mezclamos de nuevo.
  • Cuando esté todo bien integrado, pasamos a los moldes.
  • Una vez que haya cuajado, solo queda desmoldar, y poner miel por encima.
  • Servimos.

Pastel de mousse de queso mató y miel

Muy sencillo, ¿verdad? Pues más rico está. Una verdadera delicia, suave al paladar, muy sabroso y un postre fino y elegante.

Ya me contarás si te animas a probarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas Gracias por tu visita y por tu comentario.

Si tienes alguna duda te la resolveré en breve. Me puedes dejar un comentario o escribir a losblogsdemaria@gmail.com

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida he activado los comentarios pendientes de moderación. Los verificaré en el menor tiempo posible.

Me reservo el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores, así como comentarios fuera de lugar o que contengan palabras mal sonantes.

Me puedes localizar por las RRSS de manera sencilla, arriba en la cabecera del blog tienes los iconos de todas ellas.

De nuevo, mil gracias por tu visita.

ENTRADA DESTACADA

¿Conoces las diferencias entre el vino dulce y el generoso?

foto de grauonline ¿Cuáles son las principales diferencias entre el vino dulce y el generoso? Dentro del mundo del vino existen...